lunes, 5 de junio de 2017

Reseña de "El guerrero a la sombra del cerezo", una novela de David B. Gil

"El guerrero a la sombra del cerezo" es una novela de David B. Gil que ha sido publicada por Suma de Letras y que he leído por la promoción efectuada por BR comunicación.


Sinopsis:


Seizo Ikeda es el único superviviente del clan familiar tras un asalto que exterminó a su familia, regente de la provincia de Ifumo. Con nueve años y abocado a una vida de destierro y olvido, solamente tiene la protección y la enseñanza de Kenzaburo Arima hasta que llegue un día en que pueda vengarse.
En Fukui, al otro extremo del país, Ekei Inafune, un médico que une la medicina tradicional con la aprendida con los jesuitas que han llegado a Japón, se ve inmerso en una conspiración entre los clanes más poderosos y tendrá que medrar con su mejor hacer, sin dejar de lado la misión encomendada.


Comentarios:


En “El guerrero a la sombra del cerezo” se turnan dos historias que parecen ir en paralelo o al menos eso es lo que supuse cuando empecé la lectura, como también que más tarde o más temprano se juntarían en la circunstancia apropiada.

No obstante, ciertos detalles históricos, que surgieron más adelante y me hicieron retroceder hasta las breves notas iniciales sobre el contexto histórico, proporcionaron la idea de que se trataban de dos historias independientes o que, al menos, se desarrollaban en tiempos diferentes.

Eso sí, aunque descubre ese aspecto a futuros lectores, en ningún momento ofrezco información  relevante que descubra ningún secreto que rompa la intriga de la elaboración de la trama, solamente introduzco un elemento diferente, que incluso de podría traducir en un misterio más.

Porque también hay bastante de eso. Abundantes medias verdades donde es difícil discernir cuál es la correcta en unos tiempos y lugares violentos, con unos personajes cuyos motivos pueden quedar ocultos tras sus actos.


Pese a su patente volumen de más de setecientas páginas, “El guerrero a la sombra del cerezo” se lee con facilidad, aunque eso no debe inducir a conducirse con ligereza, pues las palabras están medidas y ajustadas a la profundidad de una historia compleja y que se acerca a la cultura japonesa con ese mismo estilo propio suyo de que la estética y lo visible tienen una gran importancia, ya que son muestra de lo que en verdad ocurre y que se podrá discernir si se atiende con el espíritu atento y con el criterio adecuado.

Selin

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario